Laguna Blanca

foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
peondecampo

Peondecampo

Facebook

Parque Nacional Laguna Blanca
El Parque Nacional Laguna Blanca está ubicado en las cercanías de Zapala, provincia de Neuquén. Posee una superficie de 11.250 hectáreas pertenecientes a la ecorregión Estepa Patagónica.
Se considera a Laguna Blanca como uno de los cuerpos de agua dulce más importantes de la región norte de Patagonia, permitiendo diferentes formas de vida. Ha sido lugar de encuentro para las comunidades originarias y pobladores criollos, de paso a sus lugares de veranadas, quedando diversos vestigios culturales que así lo manifiestan. Diego-Schro-Laguna Blanca

La historia cronológica de este área protegida se remonta a mayo de 1940, pero su creación como Parque Nacional queda formalizada el 28 de abril de 1945 mediante el Decreto Ley Nº 9504, ratificado por Ley 13.895
Ecosistema
Se encuentra ubicado en la ecorregión de la Estepa Patagónica.

Clima
Árido y ventoso, con gran amplitud térmica diaria. Las temperaturas medias van desde los 22°C en verano (con máximas superiores a los 40°C) y los 5°C en invierno (con mínimas de hasta -20°C). Hay desde 150 a 200 mm anuales de lluvia, concentrados en la estación invernal y nevadas de consideración durante los meses más fríos. Predominan los secos y fuertes vientos del oeste.

La temporada ideal para visitarlo es de noviembre a marzo.

Flora y fauna
El rasgo particular de la región es el cuerpo de agua que da el nombre al Parque, situado entre antiguos cónicos volcánicos. La Laguna Blanca se encuentra a 1270 metros sobre el nivel del mar, tiene una superficie aproximada de 1.700 hectáreas y 10 metros de profundidad máxima. Es alimentada por dos arroyos temporarios de escaso caudal: el del Llano Blanco y el Pichi-Ñireco.

La gran variedad de aves que habitan la región conforma un gran atractivo del parque. Además de cisnes cuello negro, gallaretas y varias especies de patos, más de cien especies visitan las distintas lagunas en diferentes épocas del año. Entre ellas cabe mencionar chorlos, flamencos, playeros y macáes plateados. Entre los anfibios se destaca la rana acuática patagónica, endemismo regional.

Otro aspecto de interés son las bardas que bordean la laguna del lado norte. En sus paredes abruptas nidifican aves de presa como el aguilucho común y el halcón peregrino. Por las cornisas pueden verse a los chinchillones o vizcachas de la sierra, pumas, zorros, piches, choiques, y cóndores.

La vegetación de la estepa patagónica se adaptó a través del tiempo a las condiciones climáticas. Desarrollaron formas y tamaños resistentes a los fuertes vientos, a la nieve y a la falta de agua en verano. Las plantas del área protegida se caracterizan por su baja estatura, por tener púas y espinas, y por sus raíces profundas. El Parque conserva muestras de comunidades terrestres como arbustos con duraznillo, matas, neneo, molle e importantes sectores con pastizales de coirón -gramínea que crece en compactas matas amarillentas-.
Fuente:es.wikipedia.org/
parquesnacionales.gob.ar/

MiriamTarot
Cursos Online